La mandataria transitoria se refirió en estos términos a la decisión de que a partir de setiembre el país pase de la cuarentena decretada en marzo por el Covid-19 a lo que denomina una fase de “posconfinamiento”, con menos restricciones a fin de que se recupere la economía después de cinco meses.

La presidenta interina subrayó que “la gente tiene la necesidad de trabajar, porque si no es por el coronavirus, es por el coronahambre (…), uno se desespera cuando no tiene las condiciones económicas para llevar alimento a casa, preocupa no tener la platita para llevar a la casa”.

Jeanine Áñez defendió la necesidad de “abrir la economía”, confiando en que no haya un rebrote de la enfermedad en el país, aunque en otros casos no han podido evitarlo ni potencias mundiales con más recursos.

El Gobierno impuso la cuarentena en marzo cuando comenzaron a registrarse los primeros casos de coronavirus en el país, que a la fecha contagió a más de 113.100 personas y dejó casi 4.800 muertos, de una población de 11 millones de habitantes.

Los fallecidos en el país por Covid-19 son 4.791 y 113.129 los casos confirmados, aunque en los últimos días el reporte de positivos ha llegado a bajar de los 1.000 diarios mientras que en jornadas anteriores superaba ligeramente los 2.000, según datos oficiales.

Las proyecciones oficiales aún mencionan que el Covid-19 podría llegar a su pico en Bolivia entre setiembre y noviembre, en medio del proceso de las elecciones generales del 18 de octubre.

La economía boliviana experimentó una caída de casi el 8% de enero a junio de este año, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que hasta julio el desempleo creció al 11,8%, cuando al término de 2019 fue del 4,8%, según indicadores del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia.

La nueva fase de “posconfinamiento” aumenta las horas de lunes a viernes en que se puede salir a la calle y circular con vehículos, levanta parcialmente la prohibición para hacerlo en fin de semana y permite la reapertura del espacio aéreo a vuelos internacionales, pues solo operaban algunos de tipo humanitario para repatriación de bolivianos y residentes en el país.

El levantamiento de restricciones incluye también, entre otras medidas, la autorización de tránsito y del comercio en municipios fronterizos, en coordinación con los países vecinos.

Denuncia contra Evo

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, afirmó el viernes que el ex mandatario Evo Morales debe responder por el “horror” de los supuestos abusos sexuales a menores que denuncia su gobierno. “Evo Morales debe dar explicaciones por el horror del abuso sexual contra menores. Explicaciones ante la justicia y explicaciones ante el país”, señaló la mandataria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí