El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según organismos oficiales de la región señalada, la bajante extraordinaria del río Paraná es resultado del efecto del clima deficitario en lluvias sobre la cuenca media y alta; la cual se profundizaría durante el mes de abril, provocando un alto impacto ambiental.

“Comprendemos que los esfuerzos actualmente se encuentran orientados a responder las consecuencias sanitarias, económicas y sociales provocadas por la Pandemia del COVID-19; pero, con el descenso de la altura del agua, se hace necesaria aprovechar esta oportunidad para realizar este trabajo; iniciando un proceso en favor de la población encarnacena para la virtual utilización de estos recursos hídricos en forma segura y sostenible”, expresó el Intendente Luis Yd.

Desde gran parte del año 2019, el río Paraná estuvo por debajo del promedio anual, acentuándose más rápidamente estos últimos meses; una de las causas más importante es la falta de precipitación en la cuenca alta de aporte del río.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí