«A nivel regional, estamos viendo un aumento de los casos diarios de los que se informa, con una aceleración en las últimas tres semanas. Esto es un desarrollo preocupante», dijo en una rueda de prensa virtual el director regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental, Ahmed al Mandhari.

Precisó que hasta el momento la región ha registrado cerca de 670.000 contagios y 15.000 muertes, lo que supone casi un 10 % de los casos mundiales, y agregó que el grueso de contagios en la última semana se concentró en Pakistán, Irán y Arabia Saudí -que en los últimos días superó la barrera de los 100.000-.

Asimismo, el experto advirtió de que a medida que los países levantan las restricciones impuestas «existe riesgo de que los casos de COVID-19 sigan aumentando».

Desde el fin del mes sagrado del Ramadán a finales de mayo, varios países de la región como Jordania, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos han eliminado o suavizado las medidas tomadas para hacer frente a la pandemia, como el toque de queda o el cierre de comercios, en favor de la economía.

«Mientras los números de casos disminuyen en Europa (…) aumentan los casos en otros lugares del mundo, incluyendo nuestra región», afirmó Al Mandhari.

Por su parte, el director de área de Programas de la OMS regional, Pierre Nabeth, explicó que la situación varía dependiendo del país e incluso de una provincia a otra en una misma nación, y recordó que las cifras que se ofrecen representan únicamente los casos detectados y reportados.

El aumento de los casos en la zona en las últimas semanas se debe en parte al «dramático» aumento en la capacidad de realizar las pruebas de la COVID-19, que de nuevo es diferente en cada país, si bien también puede estar evidenciando medidas «insuficientes» contra la pandemia. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí