En tanto que en la franja masculina, el porcentaje de inactividad física llega a 61,9 por ciento, frente a un 38,1 por ciento que es activa.

Ortiz explicó que los beneficios que genera la práctica diaria de actividad física y el ejercicio para la salud integral de las personas son indiscutibles y están sostenidas por fuertes evidencias científicas en más de 25 condiciones médicas, entre ellas la prevención de afecciones cardiovasculares.

Además de 8 tipos de cáncer, patologías respiratorias y trastornos metabólicos como la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2. De acuerdo a los Indicadores de la Salud/2017 (MSPBS -OPS/OMS) la mortalidad por diabetes mellitus tipo 2, registro un 42% en el sexo femenino y 32,2% en los varones.

En Paraguay, estas afecciones representan una carga social y económica muy pesada para la salud pública, y de acuerdo a datos estadísticos recientes, son responsables de las principales causas de muertes prematuras, consideradas así a las muertes antes de los 60 años.

En base a estos perturbadores datos, Salud Pública insiste y alienta a adoptar comportamientos más activos a la población femenina de todas las edades, eligiendo la modalidad de actividad física de su predilección, adecuada a su capacidad orgánica individual, con una frecuencia en lo posible diaria, a fin de beneficiarse con la protección que brinda esta herramienta de salud pública para una mejor calidad de vida.

Datos señalan que las mujeres inactivas tienen 45 por ciento de probabilidad de padecer muerte prematura, un 50 por ciento de riesgo de contar con alguna enfermedad cardiovascular y un 60% de tener un ataque cerebro vascular (ACV), frente a las mujeres activas que tiene una menor probabilidad de ocurrencia de estos eventos de salud, reporta el informe del Ministerio de Salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí