La interventora de la ciudad, la exjueza Carolina Llanes, entregó hoy su informe al ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, quien a su vez lo remitirá a la Presidencia, según declaró a los medios.

Tras ese paso, el informe será enviado a la Comisión Permanente del Congreso, en receso vacacional, que será la encargada de estudiarlo y decidir qué medidas tomar.

Llanes, por su parte, declaró, tras reunirse con Villamayor, que el informe corrobora las irregularidades denunciadas en esa Municipalidad, si bien no quiso dar más detalles al respecto.

En caso de que de ese documento se desprenda la existencia de irregularidades en la gestión de McLeod, del gobernante Partido Colorado, la Cámara Baja deberá decidir por mayoría absoluta si destituye definitivamente a la intendenta.

La información facilitada por el equipo interventor propició el pasado martes que la Fiscalía imputara a McLeod y otras 8 personas “por lesión de confianza”, por haber realizado, presuntamente, pagos desde la Municipalidad a una empresa de publicidad que no prestó los servicios contratados.

Ese mismo día abrió otra imputación contra McLeod y su esposo, el senador del gobernante Partido Colorado Javier Zacarías, por “declaración falsa” de sus cuentas y bienes ante la Contraloría General de la República.

Esas imputaciones se suman a la investigación abierta en septiembre del pasado año contra el matrimonio por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y asociación criminal.

Esa investigación provocó que en octubre la Junta Municipal de Ciudad del Este pidiera al Ejecutivo la intervención en la intendencia, que luego fue aprobada por la Cámara Baja.

Zacarías y McLeod pertenecen a Honor Colorado, el sector del Partido Colorado opuesto al que lidera en esa formación el presidente del país, Mario Abdo Benítez.

Esta semana, referentes de Honor Colorado, al que pertenece el expresidente Horacio Cartes (2013-2018), denunciaron la existencia de persecución política a través de la “Justicia selectiva” contra miembros de ese movimiento, como Zacarías y McLeod.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí