El expresidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), aseguró que la entrada en la Alianza del Pacífico -formada por Chile, Colombia, México y Perú- sería más favorable para Paraguay  que el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) “porque somos complementarios” con los primeros.

Explicó que los países de la Alianza del Pacífico “tienen productos que Paraguay no tiene” y viceversa, mientras que dentro del Mercosur “tenemos más o menos las mismas cosas” y “vivimos peleándonos”.

En ese sentido, Felippo entonó el “mea culpa” y admitió que la integración del Mercosur “fue muy mala por culpa de los empresarios”, que pedían a los gobiernos “protección frente a (la entrada de) los productos de los países vecinos”.

Además, criticó la “enorme burocracia” que suponen bloques como el Mercosur o la Unión Europea y especificó que “no se trata de integrar, sino de lograr la mayor integración posible”, es decir, una “integración positiva” basada en la “complementariedad”, en la que los productos que unos países no tienen y otros sí, estén libres de impuestos.

También en clave internacional, el empresario abogó por el establecimiento de relaciones diplomáticas y comerciales con China, lo que supondría la ruptura de relaciones con Taiwán, al que el gigante asiático considera una provincia rebelde.

“No tiene sentido que no haya relaciones con los chinos”, aseveró, y continuó diciendo que “es hora” de que Paraguay “vea esos 50 ó 100 millones de dólares” que aporta Taiwán en cooperación con Paraguay, al que “no compra nada”, frente a “entrar en una economía gigante”.

En términos internos, Felippo mantiene unas “expectativas positivas” con el Gobierno de Mario Abdo Benítez, que esta semana cumple 100 días en el poder, aunque afirmó que le “preocupa que el presidente esté viajando mucho” cuando “adentro hay muchos problemas”.

Advirtió que “hace falta avanzar en las reformas” y que estas “se tienen que hacer al principio del Gobierno” y sugirió que el presidente debería implicarse más “personalmente” en ese trabajo.

El Ejecutivo de Abdo Benítez anunció al comienzo de la legislatura su intención de acometer reformas integrales en el Estado, desde una reforma electoral, hasta una reforma judicial e incluso un cambio Constitucional, que para Felippo son “necesarias”, aunque dudó sobre si “va a ser posible” acometerlas.

El empresario de componentes eléctricos y exportador de azúcar, insistió en que hay muchas cosas que “mejorar”, pero indicó que el mayor problema que “lo encierra todo” es que “falta institucionalización”, en el sentido de que “todas las instituciones funcionen” y señaló que el principal “defecto es la corrupción”.

Una de las principales reformas que Felippo ve necesarias  es la tributaria, a la que recientemente el ministro de Hacienda, Benigno López, abrió la puerta, y que según el criterio del empresario debe apuntar a “reducir la evasión” fiscal y no a elevar las tasas impositivas.

De esa manera, sostuvo, “el Estado va a recaudar más y vamos a seguir siendo competitivos”, en referencia a uno de los componentes de lo que denomina la “trilogía barata”, que hace a Paraguay “atractivo” para los inversores, y que se basa en el bajo coste de la mano de obra, de la energía y de la carga fiscal.

Felippo se mostró agradecido y sorprendido por el premio que recibió anoche de la Cámara Española de Comercio en Paraguay y que, opinó, le llega por su “capacidad de trabajo”, más que por sus “éxitos personales”.

El galardón fue creado por la Cámara Española de Comercio para homenajear a empresarios españoles o ligados a firmas españolas en Paraguay.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí