Las pesquisas están a cargo de la unidad especializada en la trata de personas que, entre julio y noviembre de este año, detectó que 179 internos en el penal de Tacumbú, recibieron las visitas de esos 289 menores, de entre 1 y 17 años de edad, en las habitaciones privadas “destinadas para los encuentros conyugales”.

Según los datos que maneja el Ministerio Público, y que facilitó en un comunicado, el nivel de parentesco entre los reclusos y los menores, que “en su mayoría tienen entre 1 y 13 años”, aunque también hay “algunos de 15 y 17 años” y de ambos sexos, es “supuestamente hijos, sobrinos” u otro familiar.

Detalla además que algunos de los menores permanecen “hasta 4 días” en el establecimiento penitenciario, en ocasiones, en compañía de otro adulto, que suele ser un familiar.

Estos datos preliminares demuestran, según la Fiscalía, “una alta vulnerabilidad” para la integridad física y psicológica de los menores que “son expuestos de esa manera”, y añadió que las investigaciones del caso continúan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí