La Fuerza de Tarea Conunta (FTC) encon­tró un panfleto en el campamento del autodeno­minado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en Cerro Guaraní, Arroyito, Departa­mento de Concepción, en el que se da a entender que Ede­lio Morínigo ya había falle­cido. Sin embargo, los voce­ros militares y del Ministerio Público no confirmaron ni desmintieron la presunta muerte del efectivo policial que había sido secuestrado el 5 de julio del 2014 por el grupo criminal.

La FTC está abocada ahora a la búsqueda del sitio donde podría estar enterrado el cuerpo de Morínigo.

La copia del escrito hallado por los efectivos militares y policiales fue mostrada a los familiares de Edelio, quie­nes irrumpieron en llanto al recibir la noticia. «Hace rato sentíamos, pero no veíamos nada. Ahora queremos saber dónde está el cuerpo de mi hermano. Vamos a conver­sar con mi familia», expresó muy dolido Milciades, her­mano del policía secuestrado hace cuatro años.

Cabe men­cionar que el comandante de la Fuerza de Tarea Con­junta, Héc­tor Grau, y el fiscal Fede­rico Delfino se reunieron en la mañana de ayer con Elisa Ledesma, esposa del suboficial Morínigo, y la madre del secues­trado, doña Obdu­lia Florenciano. «Mi querido hijo, por qué le hicieron esto», manifestó desconsolada la madre ante el presunto desenlace negativo del plagio.

Sin bien en ese papel se men­ciona la muerte de Edelio, sin embargo, se desconoce la coordenada del lugar donde estarían sus restos. Llama la atención que la hoja donde están escritos estos datos es similar a la que los delincuen­tes del EPP utilizaron para dar a conocer que Abraham Fehr estaba muerto y dónde yacían sus restos.

LAS EVIDENCIAS, EN EL CAMPAMENTO PRINCIPAL

El coronel Héctor Grau, comandante de la FTC, con­firmó en conferencia de prensa que en una de las evidencias halladas en el campamento principal del EPP se menciona el posible desenlace que tuvo el secuestro del oficial Edelio Morínigo.

«Hemos informado a los fami­liares del hallazgo de algunas evidencias escritas que hablan de Edelio Morínigo. Las copias fueron entregadas. Tenemos la hoja donde se pide infor­mar sobre los restos de Ede­lio», resaltó.

No obstante, el uniformado aclaró que «el Gobierno no confirma bajo ninguna cir­cunstancia el deceso, porque no tenemos ni coordenadas ni fechas que lleven a encontrar otro tipo de evidencias. Oficial­mente no podemos decir que Edelio está muerto. No pode­mos confirmar ni desmentir oficialmente», puntualizó.

Ante esta situación, Grau dijo que trabajarán para llegar a esclarecer el caso y refirió que la Fiscalía deberá inda­gar más sobre las evidencias encontradas.

Asimismo, aseveró que las incursiones en procura de cap­turar a los miembros de EPP seguirán hasta devolver la tran­quilidad al pueblo paraguayo.

A su vez, el fiscal Federico Delfino, quien lleva adelante las investigaciones sobre los secuestros, manifestó que están analizando los elemen­tos encontrados y que la pri­mera acción del Ministerio Público fue comunicarse con la familia. «Necesitamos más información y evidencias», recalcó sobre la postura del Gobierno al no confirmar aun la veracidad del documento.

En otro momento, el agente del Ministerio Público sostuvo que presumen por el poder de fuego y las evidencias recolectadas en el campamento, que se trataron de los principales integrantes del grupo criminal.

Cabe recordar que la última prueba de vida del unifor­mado, secuestrado hace 1.377 días, habría sido realizada el 18 de octubre del 2014.Manifestó que esta es la única manera para que de una vez se ter­mine con este grupo armado. Por otra parte, Gusinky indicó que mientras no se encuentre el cuerpo del suboficial Edelio Morínigo, no se puede tener la certeza de su muerte. Reiteró que espera que se pueda eliminar a esta agrupación en lugar de pretender firmar la paz con los criminales que han enlutado a varias familias paraguayas y que lo continuarán haciendo en caso de que no sean capturados.

“Mientras no se encuentre el cuerpo, no hay certeza de su muerte”

Mirta Gusinky, senadora colo­rada, pidió que se extermine de una vez a todos los integrantes del EPP. Asegura que la sociedad paraguaya exige a las autoridades la entrega de una carta blanca para los miembros de la FTC a fin de que los mismos puedan avanzar y entrar con todas sus fuerzas y así lograr la captura de todos los criminales, ya sean vivos o muertos.

Manifestó que esta es la única manera para que de una vez se ter­mine con este grupo armado. Por otra parte, Gusinky indicó que mientras no se encuentre el cuerpo del suboficial Edelio Morínigo, no se puede tener la certeza de su muerte. Reiteró que espera que se pueda eliminar a esta agrupación en lugar de pretender firmar la paz con los criminales que han enlutado a varias familias paraguayas y que lo continuarán haciendo en caso de que no sean capturados.

“No entiendo cuál es el objetivo de esta gente”

Fidel Zavala, quien también fue secuestrado por los miembros del EPP en octubre del 2009 y liberado en enero del 2010, dijo a C9N que está muy apenado con la noticia de que supuestamente Edelio Morínigo estaría muerto. Manifestó que todos los paraguayos deben trabajar para combatir la situación por la que atraviesa el país, ya que no es posible que en pleno siglo XXI y en un Estado de derecho se deban soportar estos hechos delic­tivos.

Destacó que supuestamente estas personas reivindican a los grupos sociales vulnerables, pero terminan asesinando a paraguayos, muchos de ellos de escasos recursos.

«Yo realmente no entiendo cuál es el objetivo de esta gente», dijo. Como posible solución a esta situa­ción mencionó la construcción de instituciones firmes y sólidas con presencia del Estado y la generación de oportunidades para todos los paraguayos, ya sea en salud, educación y otras necesidades.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí