Según el gobernador y pre candidato a diputado por Itapúa, Cristian Brunaga, el movimiento colorado que va captando cada vez más adherentes es el de Honor Colorado, a tal punto que varios ahora ex oficialistas, van llegando a las carpas de HC. Intendentes, ex intendentes, concejales y altos referentes políticos del séptimo departamento, ahora simpatizan con la precandidatura de Santiago Peña a la Presidencia de la República, y la de Horacio Cartes a la Junta de Gobierno del Partido Colorado.

Uno de los que se sumó al movimiento es el ex diputado nacional itapuense Mario Cáceres, quien retorna después de haber sido precandidato a gobernador por el entonces movimiento de Mario Abdo Benítez, Colorado Añeteté, y después de ocupar un cargo de relevancia en la Entidad Binacional Yacyreta.

Para hacer una analogía de lo que podría ser la simpatía de los colorados de Itapúa hacia el movimiento interno Honor Colorado, se puede tomar como referencia la elección de Cristian Brunaga como Gobernador de Itapúa, por parte de los concejales departamentales. La Junta Departamental itapuense cuenta con 21 miembros, y ante la renuncia de Juan Schmalko, Brunaga fue electo para completar el periodo de Schmalko, con el aplastante resultado de 17 votos de colorados y opositores, contra 4 votos de los simpatizantes del entonces movimiento Colorado Añeteté, para el candidato de ese movimiento, Carlos Acosta.