El presidente del INDI, Omar Pico, explicó que el conflicto entre indígenas de comunidad Ka’a Poty y colonos y campesinos asentados en la colonia Tape Yke se da sobre un territorio de aproximadamente 1.364 hectáreas donde existirían al menos 12 casos de superposición de títulos de propiedad.

«Nos pusimos de acuerdo en que ambas partes (colonos e INDI) vamos a impulsar que se haga la mensura judicial, en ese sentido vamos a hablar con los jueces y fiscales para que termine esa mensura judicial y finalmente se tenga un resultado de la superposición de estos títulos», explicó el presidente del INDI este miércoles en entrevista con Radio Nacional del Paraguay.

Refirió que el INDI cuenta con toda la documentación de esas tierras, que fueron adquiridas por la institución en el año 1996 como un desprendimiento de la empresa La Industrial Paraguaya. Sin embargo, señaló que los colonos y campesinos allí asentados tienen también títulos de propiedad entregados por el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

«Tenemos que esclarecer a través de la mensura, judicialmente; ni nosotros ni los colonos podemos seguir cabalgando sobre títulos falsos o sobre mentiras, tenemos que llegar a esclarecer eso», manifestó Pico.

Indicó que las familias indígenas que actualmente reclaman esos territorios en el Alto Paraná y que buscan instalarse en los mismos ya habían ocupado la zona cuando el  INDI adquirió las tierras, en 1996, pero que posteriormente abandonaron el lugar por causa de conflictos con los vecinos.

«Ellos estuvieron los últimos siete meses en Asunción, estuvimos buscando tierras para establecer a la comunidad, pero hace 15 días ellos tomaron la decisión de volver a su territorio, tierras que en este momento están en conflicto judicial», añadió el funcionario de Estado.

Indicó que son aproximadamente 37 familias indígenas las que reclaman esas tierras y que las mismas actualmente permanecen en una esquina de la propiedad, esperando la resolución judicial del conflicto.

«Acordamos es que ambas partes respetaríamos las resultas de la cuestión judicial aunque no llegamos a un acuerdo en la convivencia. Tenemos que buscar una convivencia pacífica hasta que termine la mensura judicial», resaltó el funcionario, referenciando el ambiente conflictivo que se evidenció en los últimos días en el lugar.

Procesos de desalojo en curso

El presidente del INDI también refirió que actualmente están en proceso la materialización al menos tres desalojos, que afectan a las comunidades indígenas de Hugua Po’i  y Planchada Julia, en departamento de Caaguazú, y otra en Curuguaty, departamento de Canindeyú.

«Estamos trabajando para que los desalojos se realicen con el protocolo correspondiente, de forma pacífica», acotó el presidente del INDI.