“Se trataron más de 1,4 millones de solicitudes de reembolso desde marzo, lo que representa el 90% del total de las solicitudes”, agregó la empresa con sede en Dubái. Emirates registró un beneficio neto de 1.100 millones de dírhams (288 millones de dólares) en el año fiscal que terminó en marzo, frente a los 237 millones de dólares del año anterior.

Se trata del 32° año consecutivo de ganancias para Emirates, pero sus resultados para el año 2020 deberían verse afectados por la pandemia de coronavirus. Emirates indicó que está viajando a 80 destinos (frente a los más de 140 de antes de la pandemia) y tiene la intención de expandir gradualmente su red gracias a la relajación de las restricciones de viaje.

Su director de operaciones, Adel Al Redha, dijo el mes pasado que la compañía planea reanudar los vuelos a todos los “destinos de su red” a mediados del 2021. La empresa, que empleaba a unas 60.000 personas, incluidos 4.300 pilotos, antes de la pandemia, anunció supresiones de empleo, pero sin especificar el número.

Durante mucho tiempo el turismo fue uno de los pilares de la economía de Dubái, que recibió más de 16 millones de visitantes el año pasado y, antes del coronavirus, esperaba 20 millones en el 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí