Una verdadera pesadilla es la que soporta una paraguaya en el Brasil, donde el padre de su hijo consiguió que le prohibieran ver a la criatura, según ella, debido a su estilo de vida: profesa la religión Hare Krishna, que no permite el consumo de alimentos de origen animal.

La situación se dio pese a que, según los informes médicos, la criatura se encontraba en perfecto estado de salud, alimentándose con la leche materna, que actualmente, desde hace ya 25 días, Patricia García se saca con una máquina a diario, para darle al padre en la puerta de su casa.

“Se suponía que mi bebé estaba amamantando. Él y yo tenemos ese derecho. Ni siquiera es inhumano, pero antinatural. Si esto es natural debería ser inviolable”, mencionó la actriz y cantante en un vídeo que subió en sus redes sociales.

El padre de su pequeño es profesor de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana en Foz de Yguazú, donde la paraguaya ganó una maestría en educación, lo que los llevó a conocerse y así iniciar una relación y luego se casaron.

La mujer afirmó que durante su embarazo iniciaron los abusos psicológicos por parte del hombre, que llevó a la chica a exigirle el divorcio y medidas de protección contra el hombre. Desde ese momento, la mujer empezó a criar sola a su bebé, hasta que fue notificada de la demanda del exmarido.

“En el documento dijo que no tuvo atención prenatal. Presenté toda la documentación y exámenes, pero simplemente no escucharon y omitieron todo. Además, manifestaron que el bebé sufrió riesgos porque nació en Paraguay, en una aldea indígena”, mencionó Patricia asegurando que por ser inmigrante soporta toda esta situación.

“Me están incriminando por mi comida y mis creencias. Quieren borrar mi ser. Es una especie de tortura psicológica. Me están juzgando por ser naturalista pero no conozco otra vida. Crecí así”, afirmó la mujer asegurando además que, por hablar en guaraní, también la discriminan.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí