A criterio del senador colorado Enrique Bacchetta, la situación de Rodolfo Friedmann es “penosa”, al querer utilizar su cargo para evadir a la justicia.

Sostuvo además que Friedmann ni siquiera fue electo ni proclamado como senador de la nación. “Para mí, senador él no es”, señaló Bacchetta en conversación con Universo 970.

Habló asimismo de la gravedad de las acusaciones contra Friedmann y resaltó que por mucho menos se les echó a otros exsenadores.

No descartó una eventual pérdida de investidura, atendiendo a las circunstancias de los hechos. “A través de los audios quedó demostrado que hubo un mal uso de las influencias”, agregó.

 

Por otra parte, indicó que el pedido de desafuero debería ser de forma inmediata, como se viene actuando en los últimos tiempos en la Cámara Alta, sin embargo dijo que igual podría “pasar cualquier cosa”. “Si hay 23 senadores, el jueves tempranito esto ya termina”, precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí