El evento de gran trascendencia para nuestro país, se realizó en Ayolas, con la presencia del Jefe de Estado, el director de la EBY, Nicanor Duarte Frutos; el director de Itaipú, Manuel María Cáceres; el presidente de la Ande, Félix Sosa; el senador Abel González, presidente de la Comisión de Entes Binacionales de la Cámara de Senadores, entre otras autoridades nacionales, regionales, locales y altos funcionarios de Yacyretá.

El presidente Abdo Benítez manifestó en su discurso que la LP1, a partir de hoy, pasa a formar parte de la política energética de la Nación, es un gran aporte para el fortalecimiento de todo el sistema y abre paso a una interconexión energética regional.

Resaltó que las obras más importantes para acceder a toda la energía producida por las centrales hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá, se concretan bajo su gobierno. En Yacyretá, a fines del 2019 se realizó la adecuación de la Línea Paraguaya 2, y hoy se habilitó la LP1, con lo que Paraguay, en esta binacional está en condiciones de retirar la totalidad de la energía producida, que es de 3.100 MV de potencia instalada.

A esto se suma la maquinación de Ana Cuá, iniciada hace poco más de un año, que es la obra hidroeléctrica más importante de la era democrática, que registra un avance del 15%, y que fue adjudicada en 370 millones de dólares, 40% menos que el costo referencial establecido por administraciones anteriores.

“Estas obras se tenían que haber hecho mucho antes, pero no se hicieron. Los dos hechos de inversión estratégica para retirar lo que nos corresponde en ambas binacionales se hacen en este Gobierno, en el Gobierno de la Gente¨, destacó.

Agregó que esto tiene que ser una política de Estado que sobrepase una gestión de Gobierno, que sobrepase un periodo presidencial.

Por su parte, el director de la Entidad Binacional Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, resaltó el gran paso dado por nuestro país para ejercer su soberanía energética; pero el gran desafío que tenemos por delante, dijo, es seguir creciendo económicamente, apuntalar un proceso de industrialización, de incorporación de valor agregado a nuestra materia prima, para generar empleo y mayores oportunidades laborales.

“Si hoy nosotros conseguimos la soberanía energética, que el próximo gobierno lleve adelante la industrialización del país a niveles mucho más altos, de manera que toda nuestra energía sirva para la prosperidad interna. Eso sería un gran logro para la patria, y que los próximos presidentes vayan consiguiendo mejores cosas para nuestro pueblo”, insistió.

A su turno, el ingeniero Leopoldo Melo, jefe técnico de la Central Hidroeléctrica, resaltó que la puesta en funcionamiento comercial de la LP1 es la obra más emblemática en 27 años de inicio de generación de energía en Yacyretá, y tendrá un alto impacto en el desarrollo socioeconómico del país.

Las salidas para el suministro de energía al Paraguay a través de las líneas Paraguayas 1 y 2, fueron diseñadas y aplicadas originalmente en 220 kV y 250 MVA. Con las adecuaciones realizadas bajo la actual administración, se tiene la salida en 500 kV y 1732 MVA de potencia nominal, totalizando de este modo 3.464 MVA de potencia de salida.

Las adecuaciones de ambas líneas requirieron una inversión de USD 20.000.000 de recursos propios de la Entidad Binacional Yacyretá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí