Nadie en la investigación, salvo los de la municipalidad de Encarnación, se fijaron en un detalle: la existencia de un testigo que sería clave.

Se trata de Néstor Pacheco, funcionario de la Dirección de Tránsito de Encarnación, con servicio de guardia en la municipalidad, desde las 13 horas hasta las 21 horas, extendiéndose su horario, en caso de que el intendente Luis Yd, se quedara pasada las 21.

Llamativamente, Néstor Pacheco, fue trasladado el primer lunes después del incendio, como sereno en la casa del intendente municipal Luis Yd.

Sin embargo, y al ser reclamados por sus compañeros sobre lo que podía aportar a la investigación, Néstor Pacheco empieza a sentir culpa por manejar información delicada, que podría aclarar el siniestro. Pacheco, decide hablar, tras escuchar que fue mencionado su nombre por la 93.3 FM POP. A Pacheco se lo menciona en el programa mañanero Franja Roja Encarnación (tras recoger el dato por parte de un oyente vía whatsap) en la mañana del miércoles 2 de mayo y lo vuelven a mencionar el jueves 3 de mayo, preguntando al aire, porqué la fiscalía no lo llama a declarar? Y se mencionó la información extra oficial que estaría con servicio como sereno en la casa del intendente Luis Yd. Esta situación aparentemente, hace que Pacheco se decida a hablar.

Néstor Pacheco recurrió entre la noche del jueves 3 y la madrugada del viernes 4 de mayo, a un medio de comunicación, (SUR TV) para contar que se sentía amenazado por el oficial inspector Lagraña (custodio del intendente y supuesto pariente de supuestos implicados en el incendio de la municipalidad).

A las 10 de la mañana del viernes 4 de mayo, Néstor Pacheco se presenta en la fiscalía, ante la unidad de la abogada Raquel Bordón, sin haber sido citado a testifical, con intenciones de declarar.

Inicia su declaración al medio día, declaración que culminó casi a las 22 horas de la misma fecha.

En su declaración, Néstor Pacheco, aporta que unos 15 días antes del incendio, la jefa de recaudaciones de la Municipalidad de Encarnación, Mirta Herrera, comenta que la cerradura de la puerta del costado del palacete municipal, que linda con la plazoleta, no funciona, por lo que la mencionada, llama a un cerrajero, que llega para cambiar la cerradura.

Según informaciones, era costumbre de administraciones anteriores y de la presente, que los guardias de la municipalidad, tengan las llaves del palacete (es por eso que el guardia se retira del lugar incluso después del intendente), y que luego de que se retirara quien tenía guardia de siesta a la noche (en este caso Pacheco), debía dejar la llave en la oficina de guardia de tránsito.

Según la declaración de Néstor Pacheco, tras cambiar la cerradura, la jefa de recaudaciones Mirta Herrera, se queda con una copia de las nuevas llaves, dándole a él, la otra llave. Esto, pasó desapercibido, ya que Mirta Herrera, es funcionaria de confianza del intendente Yd, aunque Pacheco comenta el caso a una hermana del intendente Luis Yd, a quien identifica como Menchi.

Néstor Pacheco, continuó diciendo ante la fiscalía, entre muchas cosas, que Mirta Herrera estaba en el palacete municipal en la tarde noche del 23 de marzo, junto con el tesorero Andrés Villalba. Éste último se retira durante la estadía del testigo.

Pacheco dijo haberse retirado a las 21 horas de la noche del viernes 23 de marzo, entregando antes, su llave en la guardia (sería de tránsito) y que no vio salir a Mirta Herrera (se habría quedado incluso luego de que Pacheco se retirara, ya que supuestamente tenía la otra copia de la llave).

El sábado 24 de marzo, Pacheco es destinado por su superior, a cuidar el vehículo del intendente, en el Centro Cívico de Encarnación, lugar donde se tenía que desarrollar actos por motivo del aniversario de Encarnación, acto que fue suspendido por inclemencia del tiempo, hecho comunicado por Néstor Pacheco a su superior, y se retiró directamente a su domicilio. En la madrugada del 25, ocurrió el incendio.

El lunes 26, Pacheco es designado sereno del intendente en su domicilio particular.

El viernes santo, Pacheco dice haberse reunido con el oficial inspector César Lagraña (en ese entonces, custodio del intendente Luis Yd), a pedido del mencionado, quien le pidió detalles sobre por dónde habría ingresado Miriam Irala el viernes previo al incendio, a lo que respondió que por la puerta de en frente. Posteriormente Lagraña pide que no hable con nadie que no sea la doctora Zulma (Memmel, directora de Recursos Humanos).

Pacheco dijo ante los medios que Lagraña lo había advertido que no hablara con nadie, hecho que tomó como una presión por parte de éste. Aparentemente, a juzgar lo dicho por Pacheco, Lagraña no quería que se supiera (al menos todavía) los detalles que el personal Pacheco podía aportar a la fiscalía. Esa es una actitud (por parte de César Lagraña) que no tiene explicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí