Las esculturas de arena y tierra talladas, representan al vía crucis de Jesús de Nazaret. Se erigieron en la playa municipal de Carmen del Paraná, a unos 45 kilómetros de Encarnación.

Éstas fueron obras de escultores de arena de Latinoamérica y Europa, contratados por ORUS S.A., empresa que tiene la concesión de la explotación del lugar turístico.

Sin embargo y amen de la magnifica obra, los escultores, denunciaron a la empresa, por supuesto incumplimiento de contrato. El escultor paraguayo Óscar Garcete y el boliviano Juan Espinoza, dijeron que no tenían siquiera comida suficiente, e incluso, falta de pago por los trabajos desarrollados.

Personas quienes hablaron con los escultores en nombre de la empresa contratante, no quisieron usar derecho de réplica, pero fuera de cámaras, dijeron que los escultores faltan a la verdad. Varios de estos escultores, volvieron a sus países de origen, pero no se pudo tener detalles acerca de que si finalmente, cobraron o no, los montos pactados por sus obras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí