Monseñor Cristobal López, español nacionalizado paraguayo fue investido como nuevo Cardenal de la Iglesia Católica.

La ceremonia solemne se realizó este sábado en la basílica de San Pedro en donde se dieron a conocer a los 13 nuevos cardenales, defensores del diálogo y los migrantes, entre los que figuran dos españoles, un guatemalteco y un cubano.

Los nuevos purpurados, con su hábito coral, recibieron el título honorífico así como la birreta y el anillo cardenalicio de manos del pontífice tras jurar fidelidad en latín, según la fórmula tradicional.

Entre los nuevos cardenales que recibieron el título, 10 tendrán derecho al voto en un futuro cónclave, al tener menos de 80 años y entran a formar parte de una mayoría designada por Francisco, quien quiere moldear el cónclave que elegirá al próximo pontífice.

De un total de 225 cardenales, 128 son electores. Entre estos electores, más de 52% fueron elegidos directamente por Francisco, un tercio por Benedicto XVI, y el 14% por Juan Pablo II.

Durante la homilía, Francisco recordó que el cardenal debe ser “leal” y tener sobre todo “compasión”.

“Muchos comportamientos desleales de hombres de Iglesia dependen de la falta de este sentido de la compasión recibida, y de la costumbre de mirar a otra parte, la costumbre de la indiferencia”, advirtió el pontífice, blanco en los últimos meses de numerosas críticas.

Los dos nuevos purpurados latinoamericanos son el obispo de Huehuetenango, en Guatemala, monseñor Álvaro Ramazzini, de 72 años, quien ha dedicado toda su vida a defender los derechos de los pobres, excluidos y migrantes.

A la ceremonia asistieron representantes del cuerpo diplomático así como la vicepresidenta del gobierno español, Carmen Calvo, y la esposa del presidente de Guatemala, Patricia Marroquín de Morales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí