Cuevas alega reposo para no responder sobre sus bienes

El presidente de la Cámara Baja, Miguel Jorge Cuevas Ruiz Díaz, no está interesado en dar explicaciones a la ciudadanía del origen de la fortuna que amasó desde su ingreso a la función publica. La Nación trató de tener su versión, atendió nuestra llamada pero Cuevas alegó que “está de reposo” y cortó la comunicación.

0

Facturas falsas que sirvieron para engañar a campesinos, obras que nunca se terminaron, que saltaron recientemente. Un dudoso manejo familiar en el contrato de la merienda escolar, rubro que adjudicó a su nuera Alba Montiel.

Irregularidades en el gasto del presupuesto para la compra de carburantes y decenas de denuncias en la Contraloría por supuesta malversación de fondos, son algunos de los “clavos” que dejó Cuevas en la Gobernación de Paraguarí.

El pasado 26 de octubre, el Tribunal de Apelación de Paraguarí, manejado por Cuevas, confirmó la desestimación de la causa contra el diputado de Añetete, quien fue denunciado por el concejal de Ybycuí, Ezequiel Cáceres, por un supuesto perjuicio a la Gobernación de Paraguarí por aproximadamente G. 40.000 millones.

Por su parte, la Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos se encuentra investigando al legislador, por presunto enriquecimiento ilícito. La causa está a cargo de fiscala Josefina Aghemo.

Según Aghemo, están recabando evidencias sobre el caso.

NUEVOS RICOS

Sus hijos Raúl Cuevas y Enzo Cuevas fungen como millonarios, ya que desde el 2014 aparecen con importantes lotes de ganado e inmuebles que pertenecían a su padre. Los hermanos tampoco pueden justificar los bienes que suman a su patrimonio, ya que ambos no cuentan con registros laborales y nunca generaron ingresos.

El hasta ahora impune e intocable para la Justicia paraguaya, Cuevas Ruiz Díaz, en el 2014, luego de dejar de ser funcionario de la administración de Puertos de Paranaguá y posteriormente intendente de Sapucái, disponía de un patrimonio que superaba la jugosa suma de G. 9.727 millones. En febrero del 2018 redujo su patrimonio G. 3.509 millones. Es aquí donde aparecen los hijos que coincidentemente con el descenso económico del papá, empezaron a saltar como nuevos ricos de Paraguarí.

Auspiciantes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here