El hallazgo se produjo en la siesta del martes último, por parte de trabajadores del vertedero municipal de la ciudad de Encarnación.

El feto estaba en una caja de madera y envuelta con una sábana. El trabajador Marcelo Benítez, fue quien lo halló, tras escarvar entre los resíduos que llegaron en un camión recolector.

El hecho fue comunicado al Ministerio Público. Como es habitual, los trabajadores procedieron al entierro del feto.

La mayoría de estos casos quedan sin ser resueltos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí