River Plate se coronó campeón de la Copa Libertadores de América tras derrotar en España por 3-1 a Boca Juniors, su clásico rival y en el tiempo de alargue.

El cotejo, arduamente disputado, terminó igualado a 1 en los 90 minutos. Anotaron Darío Benedetto (43) y Lucas Pratto (67). Eso obligó a ir a los tiempos extras, tras el empate a 2 registrado en «La Bombonera».

Y fue en el alargue donde se vivieron las mayores emociones. Primero, porque en el arranque se fue expulsado el xeneize Wilmar Barrios (92).

Ya en la parte final del cotejo, Juan Fernando Quintero (108) y Gonzalo Martínez (120+1) cerraron el desafío.

El colombiano anotó con un notable zapatazo y el volante argentino lo hizo con el pleito ya sentenciado y luego de un eterno carrerón cuando su rival ya estaba jugado y hasta con el arquero Esteban Andrada en el área rival.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí